El Bierzo - León

 
 


Ermita del Santo Cristo.

Ermita del Santo Cristo

Esta es la ermita del Santo Cristo.
En su pórtico dormían los peregrinos jacobeos cuando aún pasaban por Quintana de Fuseros llamándose la antigua ruta romana Camino de Castilla.
Era el Camino Original. Los romeros del Camino de Santiago transitaban por el itinerario basado en la exaltación del Apóstol como Caudillo y Patrón de España, que ideó Beato de Liébana y el rey Mauregato entre los años 783 y 788, por Astorga y la ciudad que fuera Interamnium Flavium, que estaba en el hábitat de Quintana de Fuseros, antes villa de Taurón (Toral), capital territorial de la comarca del Bierzo antes de la división en herencias del reino de Asturias.
A partir del año 813, año del descubrimiento del sepulcro de Santiago, desde Oviedo provenían por el camino real, en la época del reino de Asturias, a través de Riello y Fasgar, entrando en el Bierzo por Colinas del Campo hasta la Cruz Cercenada o Cruz Alta, en Quintana de Fuseros, donde se unía con el proveniente de Liébana por Astorga, para continuar el peregrinaje hasta Compostela, por el lugar de la Quilosa, en el noroeste de Arlanza, Losada, Rodanillo, Cobrana y Congosto, hasta Cacabelos donde se bifurcaba la Vía Nova con la Vía Antigua, como en época romana.
Es de saber que las demarcaciones territoriales de los pueblos se condicionaron por el paso de estas vías romanas.
La exaltación de este Camino de Santiago sirvió para promocionar la interrelación del reino, que se extendía por Vasconia, Galicia, norte de Portugal (Braga), hasta Toledo, llegando el mayor impulso y enaltecimiento reinando Alfonso II, que peregrinó hasta el santo sepulcro después del año 813 y fundó la primera iglesia en honor del Apóstol.
En el siglo VII existía en Quintana de Fuseros el monasterio de Santa Leocadia Catinera (protectora del pueblo), fundado por San Moisés y San Valerio, restaurado en el s. X por San Genadio, y durante este período del inicio de las peregrinaciones, había otras tres ermitas, la del Patrón [Santiago] en los Mozones, la de San Adrián y Santa Lucía, que dan nombres toponímicos a sus lugares, encontrándose sus retablos en la iglesia actual de Quintana de Fuseros, retablos que enmarcaban ambos a sus titulares en silueta de concha de vieira, insignia del peregrino.

V.

 

 

©2003 - 2015 Ovidio Molinero Segura