El Bierzo - León

POR LAS VÍAS ROMANAS


Vías romanas en el NOROESTE DE HISPANIA


La primera vía del Imperio que traspasó los Alpes fue la Vía Domitia, que cruzaba las Galias y llegando a Hispania hasta Cæsaraugusta, continuaba como vía Augusta hasta Cádiz.
Desde el sur se ramificó ascendiendo conforme lo hacía la colonización de la península ibérica. De esta manera progresó hasta el Duero cruzando Lusitania.
Por otro lado, desde Cæsaraugusta, siguiendo la conquista de las tribus íberas por las márgenes del Ebro, hacia el año 150 a.e.c., lo hacía fragmentando la geografía hispana en dierección certera hacia el filo de Finisterre.
Una vez asentadas en el año 27 y 25 a.e.c., respectivamente, las cohortes de la Legión V y VI, distribuidas por la baja montaña de los cántabros y astures y creada la mansión de Gemina, fueron estos establecimientos la referencia para que llegara hasta Brigantium y surgieran nuevos enlaces por Galæcia y Lusitania.
Conquistadas las tierras de los astures y las de los cántabros, finalizada su rebeldía y sus revueltas en el año 19 a.e.c., se consolidaba ya el imperio romano en Hispania, surgiendo para Roma las tareas administrativas y con ello las recaudatorias.
Así, pasado un lustro, Augusto fundó Astúrica foco administrativo y nudo viario del noroeste peninsular, priorizando este lugar que marcó el principio de la conquista de los astures y el sometimiento de las rebeliones de los vacceos, situados entre la montaña baja del territorio astur y el Duero, si bien también existía Gemina, asentamiento de la Legión VI.
León y su nombre, como tal, surgiría posteriormente, cercano, poco más alzado que Gemina, del asentamiento de la Legión VII, que fundada por Galba en el año 68 e.c., llegó en el 74 a estas latitudes, complementando sus efectivos con los de la VI Victrix o Gemina, estable en el lugar ya noventa y nueve años. Este establecimiento se llamó Legio 7, evolucionando con el lenguaje románico o neolatino en León.







Vía Militar o Imperial -Antigua-

Vía Marítima

Vía Antigua

Vía Nova

©2003 - 2015 Ovidio Molinero Segura