El Bierzo - León

POR LAS VÍAS ROMANAS


Vías romanas en el NOROESTE DE HISPANIA


Hispania estaba prácticamente colonizada, las guerras de los cántabros y astures habían finalizado en el año 19 a.e.c.
La Provicia Transduriana desaparecía aglutinada en la geografía hispana.
César Augusto comenzaba una nueva colonización administrativa creando nuevas divisiones territoriales y reorganizando las provincias.
Es así como fundó Asturica en el año 14 a.e.c., convirtiéndola en uno de los ejes del funcionariado romano y nudo principal de las vías del noroeste peninsular.
En este proceso la vía militar anterior fue básica para crear una primera vía que ascendiendo desde Bracara por Lugo, llegaba hasta Asturica. Otra lo hacía también desde Brácara bajando por la provincia de Lusitania y ascendiendo por Petavonium y Argenteolum hasta Asturica, de donde salían, y llegaban, otras dos, hacia el este una por la provincia Tarraconense, y la otra, hacia el sur por la de Lusitania centrada en Mérida.
La que desde Bracara subía por Galæcia cruzando el Bierzo hasta Asturica es la que sería catalogada en la guía de caminos del imperio romano, conocido como «Itinerario de Antonino», como la vía XIX, que consideramos Vía Antigua, diferenciándola de la posterior Vía Nova (Nueva), que oficializaría con un nuevo trazado en el año 79 e.c. Tito Flavio, al crear un camino más corto evitando el rodeo por Lucus Augusti de mercancías y personas y dar servicio a otras mansiones. Ésta sería catalogada con el camino número XVIII en el Itinerario de antonino.
Evidente es que, tras la dotación de Astorga como sede administrativa del convento jurídico Augustano en el año 12 a.e.c., la vía antigua ya se comenzó a desviar por caminos más cortos, como consta en la lista de ciudades de la Nova, hecho evidente que menciona un enlace junto a Astorga, a tres millas yendo por la militar, creando un atajo desde La Carrera de Otero a Requejo -Villagatón. Por esto es por lo que las vías Antigua y Nova tienen la misma distancia, aunque con equivalencias distintas de la milla, que la vía Militar, que básicamente es la misma que la Antigua, desde Quintana de Fon a Quintana de Fuseros —Interamnium Flavium—, treinta millas antiguas.
En una conquista y colonización de territorios el mar siempre fue un fiel aliado para la intendencia y para las tropas. Era vital el dominio de los mares y la comunicación con el interior mediante los puertos, por lo que era necesaria otra vía que uniera y acercara las mansiones y otras vías principales con ellos.
Así surgió la Vía Marítima que a través de los puertos hacía llegar por los almacenes de las mansiones costeras las mercancías enlazando con las vías anteriores, principalmente la vía antigua, que hacía las comunicaciones más cercana a la costa, y así es mencionada, no relacionando la Nova, por la guía de caminos, y catalogada en ésta con el número XX.
"Item per loca maritima a Bracara Asturicam usque: ..." -Del mismo modo por lugares marítimos (puertos y mansiones costeras) sin detenerse -siguiendo por- Aquæ Celenis (enlace) -puertos y mansiones-, Lucus Augusti (enlace), -mansiones- Asturica.









Vía Militar o Imperial -Antigua-

Vía Marítima

Vía Antigua

Vía Nova

©2003 - 2015 Ovidio Molinero Segura