El Bierzo - León

POR LAS VÍAS ROMANAS


Vías romanas en el NOROESTE DE HISPANIA

Siendo el mapa del siglo II, Ptolomeo señala Asturica, que nace como capital administrativa finalizada la conquista militar.


En el año 206 a.e.c. Hispania estaba gobernada por dos propretores. Las vías se hacían necesarias para facilitar y transportar las legiones, así lo hacía la vía Domitia, la primera que traspasaba los Alpes hacia las Galias y lleva a Hispania, donde se enlazaba con la Augusta hasta Cádiz.
Julio César crea el correo para unir sus destacamentos con mensajeros, que hacían una carrera o cursus, distancia que recorrían entregando las misivas que llevaban consigo y regresando con las recibidas.
Su sucesor, Augusto fue modernizando este correo y agilizando las entregas, por lo que comenzó a usar los caballos y los coches ligeros para transportar el personal oficial, y carros para llevar las cargas pesadas.
Con ello se hizo necesario el recambio de los caballos y animales de tiro y carga, hombres y sitio para cuidarlos, además de lugares de descanso o fondas para sus viajeros, por lo que surgieron las «postas».
Posteriormente el correo ya no era solamente oficial, sino que comenzó a usarse por y para los civiles, llamándose ya cursus publicus, dando lugar a las mansiones y paradas.
La colonización de Hispania en la parte occidental se hacía de forma ascendente, por lo que su trazado era de Braga a Lucus Augusti y a Lancia, pasando por la Galicia colonizada y rayando con los astures, aún no dominados.
Si nos fijamos en el mapa de Ptolomeo, sobre él podemos enlazar con un compás y el mismo radio cada una de ellas, con la anterior y la siguiente en la ruta, entendiéndose las distintas distancias entre ellas, marcadas en los miliarios, por el motivo de salvar los obstáculos geográficos, con curvas, y subidas y bajadas, haciéndose siempre de la manera más recta posible.
Habiendo recorrido Galicia, nos adentramos en el Bierzo por Uttaris, Bergidum, Interamnium Flavium, ..., hasta Lanciatum, y, siguiendo, hasta Cesar Augusta para emprender nuevamente la vía Domitia por la que ascendió el cartaginés Aníbal en el año 218 a.e.c. con la intención de doblegar a Roma, vía Heraclea, innovada por el procónsul Gneus Domitius Ahenobarbus cien años después .







Vía Militar o Imperial -Antigua-

Vía Marítima

Vía Antigua

Vía Nova

©2003 - 2015 Ovidio Molinero Segura