El Bierzo - León

X


Narbone Martio, año 15 a.e.c., siendo cónsules de Roma Marco Druso Libone y Lucio Calpurnio Pisone.

 

EDICTO A LOS PEMEIOBRIGENSES

El emperador César, hijo del Divino, Augusto, en su noveno poder tribunicio y procónsul, dice:
Conocí, a través de todos mis legados que gobernaron en la provincia Transduriana, que los castreños Pemeiobrigenses del pueblo de los Susarros, disociados del resto, permanecían en el cumplimiento de las ordenanzas. Por consiguiente a todos ellos concedo la protección para siempre.
Ordeno vuelvan a ocupar estos campos sin disentimiento, todos los campos y todos los territorios que poseyeron cuando Lucio Sestio Quirinale ostentaba el cargo de administrar esta provincia como legado mío.
Con los castreños pemeiobrigenses del pueblo de los susarros, a quienes anteriormente diera la garantía de todas las cosas, restablezco en su lugar a los castreños aliobrigiecinos del pueblo de los gigurros que deseen vivir en la misma ciudad. Y a estos castreños aliobrigiecinos ordeno cumplir con toda obligación como los susarros.
Dado en Narbona Martio el 14 y 15 de febrero siendo cónsules Marco Druso Libone y Lucio Calpurnio Pisone

Octavio: Cayo Octavio Turino era sobrino segundo de Julio César Augusto, siendo adoptado como hijo por éste, heredando el imperio a su muerte en el año 44 a.e.c. tomando el nombre de Cayo Julio César Octavio.
Augusto: En el año 26 a.e.c. el senado le otorga el título de Augusto.
Toma el nombre de Julio César Augusto.
Roma se comienza a considerar un imperio y Augusto asumió el título militar honorífico de Imperator o comandante en jefe de los ejércitos romanos, civilmente se le llamaba Princeps o Príncipe, primus inter pares.
De esta manera comienza la dinastía Julia: Augusto hasta el 14 e.c.; Tiberio del 14 al 37; Calígula del 37 al 41; Claudio del 41 al 54 y Nerón del 54 al 68.
Tribuno: Personas elegidas en comicios anuales que cuidaban de que las decisiones del senado y magistrados no vulneraran los derechos del pueblo. Eran personas intocables.
Procónsul: En el año 23 a.e.c. eran cónsules de Roma César Augusto por undécima vez, senior, y Aulus Terentius Varro Murena, junior.
Finalizada esta legislatura como cónsul de Roma, se proclama o accede al cargo de procónsul o gobernante de provincias, por lo que en la junta de gobierno de Narbona es procónsul por VIII vez (23 -15), y tribuno por novena.
Tito Statilio Tauro: Cónsul segundo o júnior con César Augusto en el año 26 a.e.c. Por la confianza del emperador, es nombrado propretor de la provincia Transduriana, gobernador de un territorio en observación, aún no colonizado, con el objeto de anexionarlo al imperio. Es el territorio de los cántabros, astures y vacceos.
Lucio Sestio Quirinale: Augusto premia su confianza con la legación gubernativa de la provincia en colonización en el año 23 a.e.c., concediéndole favor por su ayuda en la lucha durante el triunvirato con Marco Aurelio y Lépido. Fue el que negoció el vasallaje de los pemeiobrigenses.

En el año 15 a.e.c. ya no era legado de la Transduriana, pues el Edicto dice "Ordeno vuelvan a ocupar estos campos sin disentimiento, todos los campos y todos los territorios que poseyeron cuando Lucio Sestio Quirinale ostentaba el cargo de administrar esta provincia como legado mío".
En el año 15 a.e.c. Lucio Calpurnio Pisone y Marco Druso Libone eran cónsules, ese año, de Roma.
Pemeiobrigenses: Pemeióbriga era su emplazamiento principal que aunaba un conjunto de cinco fortalezas, lugar común o capital (forum), en el que realizaban las asambleas y celebraciones sus moradores, a los que se extendía el gentilicio de pemeiobrigenses.(Pemp: cinco –obriga: fortaleza). Pertenecían a la tribu de los susarros.
Estas fortalezas son las cinco torcas (turus –i: elevación) que rodean el lugar de El Toral (toral –alis: llanura, llano) que se encuentra en Quintana de Fuseros. Estas fortalezas son Las Torcas, La Torquina, El Torcón, La Torca y El Torcanón, que junto a otros castros, como El Chano Mayor, Los Tagarros y Torre, se hallan en la geografía de Quintana, circundando el solar de la colonia romana de Interamnium Flavium, al lado del campamento de la Legión romana V Alaude.
Pemeióbriga tenía la importancia de ser la pluralidad de todas estas ciudadelas, y su nombre se encarna en la actualidad en el de Los Castros, donde están los vestigios del castillo concedido a los templarios con la Villa de Taurón, destruida por el caudillo islamita Almanzor, en su campaña contra todo el cristianismo en su intento de acabar con el Camino Jacobeo. Taurón fue la denominación del nuevo pueblo reconstruido sobre el solar de Interamnium Flavium, paraje que en la actualidad se vuelve a conocer como Toral.
La conquista de Las Galias y países celtas propició que su cultura ágrafa fuera escrita por los romanos, de ahí que la pronunciación de la letra “e” de Pemp la escribieran usando el diptongo “æ”, por ello el resultado latino de Pæmeiobriga, tal cual se observa en el edicto.
Aliobrigiecinos: Pobladores de otras fortalezas (ALIARUM OBRIGARUM), de Forum Gigurrorum, Valdeorras y Rubiá.
Debe observarse el diptongo latino «æ» en "aliobrigiæcinos" y que no dicen los escribanos del discurso de Augusto alobrigenses, sino aliobrigiecinos, ya que no se trata de gente de un mismo núcleo o agrupación de fortalezas, aunque sí de la misma raza o tribu, los gigurros.
Eran de distintas fortalezas, o ciudadelas, a los que los administradores romanos les ofrecieron las tierras de Pemeióbriga, incitándolos a combatir contra los susarros pemeiobrigenses por ellas, ricas en explotaciones auríferas, como las suyas, ejemplo, Montefurao.
Provincia Transduriana: provincia pro colonización que se extendía por las fronteras con los astures, cántabros y vaceos. Su misión era de estudio y observación, ocupando las mansiones de la vía militar por la provincia que hoy es León, las primeras hacia Cesaraugusta y hacia Bracara. Por ella se distribuía en cohortes la Legión V Alaude, con un campamento al lado de cada mansión, estando el mando general en Quintana de Fon, cercano a lo que sería la futura Asturica Augusta, pues ésta data del año 14 a.e.c. y la colonización finalizó el año 19 de dicha era, y, además, las treinta millas que se señalan en el Itinerario de Antonino, nos llevan desde Interamnium Flavium por Quintana del Castillo a Quintana de Fon, siguiendo por Quintana de Raneros a Legio VII o, hacia Bracara, por Quintana y Congosto, habida cuenta que, además, geométricamente en un plano se registra la misma distancia.

©2003 - 2015 Ovidio Molinero Segura